• #IberoRomân

COVID-19 | "Mă simt rușinată față de Ambasada mea"

Asociaciones, medios de comunicación y ciudadanos denuncian “la incompetencia” de las autoridades rumanas en España en la crisis del coronavirus. Descoordinación, prepotencia, ausencia total de información y nula capacidad de representación son las quejas de multitud de rumanos que viven en la diáspora española.


El pasado 21 de marzo, en un comunicado de prensa desde București, el Ministerio de Asuntos Exteriores rumano informaba que dos personas que trabajan en la Embajada de Rumanía en el Reino de España dieron positivo al coronavirus. Por ello la misión diplomática adoptó medidas de cuarentena y la actividad de la Embajada se suspendió, especificando en el comunicado que “solo atendían los casos urgentes”. Punto y final. Tal cual. Una nota de prensa escueta, publicada tan solo en la cuenta de Facebook de la Embajada de Madrid y a la que a los funcionarios del Ministerio se les debió olvidar informar qué hacer al millón de rumanos que viven en la diáspora española.

Ese mismo día, en España, había ya más de 21.500 casos detectados por coronavirus y 1.093 fallecidos. ¿Cómo pensarían en Bucarest que sentó la noticia a la comunidad rumana? Bueno, o mejor dicho, a aquellos rumanos que tengan una cuenta en Facebook, que sigan la página de la Embajada y, de paso, que no les hayan bloqueado. Porque es tan inaudita la pandemia como el modo de comunicar que tienen las autoridades rumanas en el reino de España, y más increíble aún (¿surrealista?) que todos aquellos que hagan una critica, una opinión o un comentario en desacuerdo quedan automáticamente censurados. Si, como lo leen. Para el que quiera opinar en Ambasada României în Spania / Embajada de Rumanía hay una condición: estar siempre de acuerdo, aceptar como borregos lo que dicen y –especialmente- no escribir absolutamente nada en contra. Ni Ceaușescu lo hacía mejor.



La cronología de la comunicación sobre el coronavirus en España por parte de las autoridades rumanas tiene esta secuencia:


  1. El mismo día que se establece el estado de alarma por parte del Gobierno español el Sr. Mihai Sîrbu, Primer Secretario y “representante de los rumanos en España”, se va. Desaparece de la Embajada. O tal vez es cesado. ¿Quién sabe si está de vacaciones? Sea cual sea el motivo, y repasando su trayectoria y el trabajo realizado, ha sido lo mejor que nos ha pasado. Tanto a los rumanos como a los españoles. Son tantas las mentiras que decía y la prepotencia déspota que tenía en el trato que, con un poco de suerte, ojalá no vuelva nunca. Por parte oficial silencio absoluto, la más mínima noticia a la comunidad. Ni un hasta luego.

  2. 14 de marzo 2020, información oficial Asuntos Exteriores: “A fost suspendata activitatea consulara la urmatoarele misiuni diplomatice / oficii consulare: Almeria, Barcelona, Bilbao, Castellón, Ciudad Real, Madrid, Sevilla, Zaragoza.”

  3. 21 de marzo 2020. Nota de prensa del Ministerio. Se cierra la Embajada y "Totodată, MAE precizează că activitatea secției consulare este suspendată temporar, fiind preluate doar cazurile urgente". Desde aquel día no hay contraorden.

  4. El 25 de marzo 2020, fecha que se decreta el confinamiento en Rumanía, dimite Victor Costache, ministro de Sanidad, sin dar tampoco explicación alguna y según el presidente Orban por "motivos profesionales y personales".

  5. 26 de marzo 2020, entrevista a Gabriela Dancau, en “exclusiva”, en la que leyéndola más parece que la señora Embajadora esté viviendo en el dulce país de Sissi Emperatriz y no en una situación cercana a la guerra. Frente al coronavirus decir que en la Embajada se han esforzado en poner numere de telefon suplimentare dedicate, adrese de e-mail pentru a asigura un răspuns 24/24 cetățenilor români rezidenți în Spania” añadiendo que “Am pus în practică o strategie de comunicare prin care să aducem la cunoștința concetățenilor noștri, în timp real, toate măsurile și recomandările autorităților spaniole” es como el que tiene tos y se arrasca el tobillo. O mejor dicho, explíquele usted, señora Embajadora, a los rumanos que están conectados a los respiradores de las UCI españolas, en extrema gravedad, muchos en coma inducido para salvarles la vida, que envíen un email a la Embajada para que les atiendan. Si es que atienden el teléfono.

  6. 29 de marzo 2020, de nuevo es el Ministerul Afacerilor Externe quien, en nota de prensa comunica que el pasado día 18 de marzo se estableció en su misión diplomática española una célula de crisis (¿informan de ello once días después?) para atender las miles de solicitudes de información y asistencia consular de ciudadanos rumanos.

  7. 30 de marzo 2020, la Embajada lanza el siguiente mensaje: ‼️ În atenția cetățenilor români care tranzitează teritoriul spaniol cu scopul întoarcerii în România. 📌 Cetățenilor români în cauză le recomandăm tipărirea acestui document și prezentarea sa la un eventual control al autorităților spaniole.


Y por nuestra parte publicamos un editorial:

ȘI-A PIERDUT MINȚILE AMBASADA??

"La Embajada de Rumanía en el Reino de España, sin duda, tendrá sus motivos para publicar un “documento” así, pero el grado de irresponsabilidad roza lo ilegal. El surrealismo. Una broma macabra. Abogados y autoridades consultados hoy, tanto españoles como rumanos, no salen de su asombro frente a esta publicación: “Documento que autoriza el tránsito del territorio español para ciudadanos rumanos que viajan a Rumania”. ¿¿?? Un folio firmado ayer que incita a la ciudadanía rumana a viajar, mientras que por Real Decreto en el estado de alarma español solo puede haber un ocupante por vehículo, el espacio aéreo esta cerrado y ni siquiera indica qué le puede ocurrir a los rumanos conduciendo en un vehículo cuando lleguen a Francia, o Italia, o Bulgaria, hasta alcanzar la frontera rumana. ¿Desde Pirineos a Bucarest qué hacen?

La respuesta queda en el aire ya que según un comunicado oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores rumano la Embajada de Madrid está cerrada (¡eso no sucede ni en tiempos de guerra!) y mientras no se informe de lo contrario hay que confiar en que –sino estás bloqueado- puedan responder online. Hoy España amanece con 849 muertos. Ochocientos cuarenta y nueve muertos. Señores de la Ambasada, por favor, ya está bien de ineptitud. Rumanos y españoles, solo le pedimos un poco de respeto. Hace falta explicar esta locura porque no están las cosas para aguantar idioteces."


Ha habido comentarios insultándonos, preguntando quién firma el editorial y qué estudios tenemos, nos han tildado de “generar odio”, otros defienden a la Embajada, otros más incrédulos pensaban que era un bulo, que no podía ser cierto, que es una vergüenza… y para ser imparciales solo decir que durante la pasada noche el gestor de contenidos consular rectificó la publicación emitiendo lo siguiente.

No hacen falta más pruebas, es público, sobran las palabras:


‼️ Cetățenilor români care se află temporar în Spania și care sunt absolut obligați să se întoarcă în România, tranzitând teritoriul spaniol, le recomandăm tipărirea documentului de mai jos și prezentarea sa la un eventual control al autorităților spaniole. 👉 Documentul este valabil doar pe teritoriul Spaniei și poate fi descărcat și în format pdf aici: http://madrid.mae.ro/local-news/2232 ‼️ Recomandăm verificarea în mod constant a condițiilor de călătorie valabile pe teritoriul statelor pe care urmează să le tranzitați până la destinație, la acest link: http://www.mae.ro/node/51880


Las autoridades españolas, francesas, alemanas, al igual que las rumanas, están intentando facilitar el tránsito de regreso a sus nacionales. Con toda su buena voluntad. El problema no es ese, sino que la falta de precisión en la información, la falta de profesionalidad, la inexactitud, la mala información, -hoy España tiene más de nueve mil muertos por coronavirus-, es sinónimo de peligrosidad.

"Los ciudadanos que están en situaciones extremas y no disponen de recursos materiales (dinero) han sido dirigidos por el momento a los centros de asistencias sociales organizados por los autoridades españolas"


Coronavirus | Opinión y soluciones


No dudamos que el cuerpo diplomático rumano destacado en España, en su conjunto, esté haciendo un esfuerzo enorme en la lucha diaria contra la epidemia y haya sido obligado por el virus a teletrabajar. Nuestro deseo sincero es que los dos positivos que se dieron en la propia Embajada, y la cuarentena posterior establecida a toda la delegación, tenga un resultado positivo y solo se quede en un susto.

Pero el problema no se resuelve con palabras bonitas, ni con copio y pego de informaciones españolas. El problema es que por más que se trabaje, si no se comunica –o no se trasmite bien-, es como si no se estuviera haciendo nada.

Saber hacerlo, saber contarlo, dicen los profesionales del marketing.

El mejor consejo: tener iniciativa, dejar los politiqueos absurdos para cuando haya pasado la alarma y difundir información útil y eficaz al mayor número de rumanos que viven en la diáspora española. Es muy duro haber tenido que iniciar una nueva vida aquí como para que ahora se queden desamparados. Ni ortodoxos ni católicos, todos somos iguales, y el virus no reconoce a nadie.


En caso de ser cierto que existe un Gabinete de Crisis, bajo la opinión de multitud de expertos multidisciplinares, tendría que incluir varios apartados:

  1. Firmeza y autoridad. Un gabinete real, no político. Las palabras se las lleva el viento pero los hechos no se olvidan. Dejar de criticar a los demás, dar la cara y demostrar un rigor, confianza y seriedad que ahora la Embajada no tiene. Si quiere aún está a tiempo de demostrarlo, es un momento histórico para hacerlo.

  2. Centralizar acciones, marcar pautas de tiempo en la información y actualizarla, coordinarse a nivel consular. En esta vida se ven caras, pero no corazones, y desde distintos consulados nos dicen que por más videoconferencias que se hagan la mitad de las delegaciones están en contra de la dirección de Madrid. Tiempo habrá para pedir responsabilidades políticas, ahora es momento de dar órdenes concretas y dejar las rencillas internas para cuando pase la epidemia.

  3. Disponer de un teléfono dedicado, único. Coordinado y central. “Alo, da România!” Y ponerlo tanto a disposición y colaboración de las autoridades españolas y rumanas como de la ciudadanía. Una línea 900 gratuita, operada por ruman@s que informen, que canalicen ayudas, que sepan dar respuestas eficaces… y que esté apoyado por los teléfonos de emergencia consular en todo el país.

  4. Acudir a profesionales. Un servicio de información médica, clínica. En rumano. Hay excelentes médicos rumanos –bilingües- trabajando en España. Contratar a alguno de ellos para que informen es de obligada necesidad para eliminar bulos y dar datos reales en idioma nativo. Eso sí genera mucha confianza y no tener que traducir de la prensa española o los telediarios.

  5. Equipo de trabajo. Igual, y de mayor interés, ofrecer desde la Embajada un equipo de crisis para resolver miles de dudas sociales, laborales, económicas: ¿puedo recibir paro? ¿a dónde acudir para pedir ayuda en el ERTE de mi empresa? etc etc etc. Dudas que solo profesionales –bilingües- pueden resolver de manera inmediata. Un abogado, un gestor, un asistente social, también existen fantásticos profesionales rumanos trabajando en España. Posiblemente algunos de ellos en la situación actual colaborarían de manera altruista para la comunidad.

  6. Información actualizada. Ya que Facebook es el gabinete de prensa de la Embajada, al menos poner a un community manager profesional, no a alguien que se dedica a cotillear, censurar y criticar a los demás, para que publique datos de interés real para los ruman@s; la actualidad, los infectados y los muertos ya lo cuentan cada minuto los periódicos españoles. Sería de agradecer. Del mismo modo ponerse en contacto con las más de cien asociaciones rumanas que –online- existen en internet en territorio nacional español. Circulares informativas sobre los efectos del Covid-19 mediante emails oficiales. Es el momento de hacerlo, sin más demora.

  7. Medios de comunicación. Una rueda de prensa dentro de la Embajada de Rumanía es como citar al mismo demonio en una catedral. En los últimos cuatro años hubiera sido impensable, los periodistas dan miedo no sea que digamos la verdad. Pero en esta epidemia sería de máxima utilidad. Aunque sean muy pocos los medios de comunicación que existen en España para los rumanos, y todos afines al da doamna da doamna de la Embajada y ninguno crítico, dar voz a los periodistas con datos firmes y reales del coronavirus sería extraordinario. Todos a una, luchando en comunión. Sin siglas políticas: información COVID-19 en España para rumanos. En IR nuestra mano queda tendida, estaríamos a sus órdenes, a lo que deseen trasmitir y sin la mínima objeción. Igual que usted mism@ está leyendo este post, imagínese lo bien que vendría si fuera información real oficial en contra de la epidemia y a favor de la diáspora.

  8. Por último dos sugerencias más: nombrar un Portavoz de crisis (igual que han hecho en España con el Dr. Simón) que bien pudiera ser la misma Sra. Dancău, y pedir colaboración ciudadana. Con sencillez y humildad. Los rumañoles, los rumaños, ¡los rumanos! están demostrando tanta o más solidaridad que los españoles. Codo con codo. Si el cuerpo diplomático lo pidiera ¡hay miles de voluntarios para ayudarles!. Seguro.


Para financiar todo esto hay fondos de la Unión Europea, fondos de garantía del Estado español, fondos dedicados desde el propio gobierno de Rumanía, o mejor aún, solo con el dinero invertido en cualquiera de las macrofiestas privadas de la Embajada del año pasado, llevar a cabo todas estas iniciativas serían orgullo del pueblo rumano más allá de cualquier frontera. La prensa en Bucarest se haría eco de todo ello de manera positiva, y sin lugar a dudas, la apreciación hacía lo rumano cambiaria por completo la percepción de los españoles. No habría lugar nunca más para decir “siento vergüenza de mi Embajada”.



Metodología y fuentes:

Ministerul Afacerilor Externe

Ministerio de Sanidad, Gobierno de España

Embajada de Rumanía en el Reino de España

TV Plus România

Econsulat.ro

P. Aguirre / A. Gabilondo | Redacción IRPress


© 2020 / 2030 SociaLight

Creado iberoroman.com

Síguenos en nuestras redes sociales:

  • Facebook IR
  • White Twitter Icon
  • Instagram IR
  • White YouTube Icon
  • White Pinterest Icon