• #IberoRomân

Decir la verdad puede salvar vidas

Alexander Nanau estrena ‘Colectiv’ en 64 Seminci | Una corrupción sistémica oculta sin el compromiso del periodismo.


No es necesario vivir al otro lado del océano, ni llevar camisas a rayas con cuello blanco, para dar grandes lecciones de periodismo. Uno puede llamarse Catalin Tolontan, trabajar de editor en un periódico como la Gazeta Sporturilor y mantener un compromiso tan fiel y ético con la información como el suyo y el de su equipo. Al menos, esa es una de las muchas conclusiones que saca un espectador atento después de asistir a la proyección de la magnífica película rumana de Alexander Nanau.


'Colectiv' comienza su relato con la terrible noche del 30 de octubre de 2015 cuando el club del mismo nombre, durante un concierto de rock y con la sala repleta de público, fue consumido por un incendio. Aquella desgracia produjo al instante 27 muertos y 180 heridos –qué tendrá 'Halloween' o la noche de difuntos para acabar relacionando en tantos lugares distintos a tantos jóvenes que se divierten con tanto corrupto suelto y sin escrúpulos–.


Aquella debacle, además de poner en solfa la negligente inspección y normativa sobre la seguridad en lugares públicos de Rumanía, reveló algo más preocupante: en las siguientes semanas las defunciones entre los heridos supervivientes alcanzó la cifra de 67, no por la gravedad de sus quemaduras, sino por las infecciones hospitalarias.


La investigación periodística dirigida por Tolontan probó la existencia de todo un sistema corrupto que diluía los productos biocidas suministrados al sistema público de salud y acabó, a la postre, con la dimisión del gobierno.


Velas en memoria de las víctimas frente a la Embajada de Rumanía en París, 2018. Foto Octav Dragan.


Pero la película de Nanau continúa su viaje acompañando a Vlad Voiculescu, un joven tecnócrata, pragmático y con un elevado sentido de la responsabilidad, que intentará reconducir la situación en el Ministerio de Salud. Sin embargo, este David apenas podrá infligir un pequeño rasguño al Goliat de la corrupción endémica que padece la red hospitalaria.


La cámara de Nanau es testigo de trascendentales y sobrecogedores descubrimientos, así como de algunas deliberaciones capaces de ilustrar de forma elocuente hasta qué punto la podredumbre ha afectado no solo al sistema público de salud rumano, sino a las personas que lo componen en todos los niveles de la organización.


La esperanza, sin embargo, camina de la mano en cada secuencia de la película provista de un ritmo y un equilibrio sobresalientes, gracias a la integridad profesional y ética de Tolontan, de Voiculescu y sus respectivos equipos; abnegados e irredentos protagonistas que logran transmitir cierto grado de optimismo y con la clara advertencia, señalada por el redactor jefe de la Gazeta Sporturilor al destapar el escándalo, de que «cuando la prensa se postra ante las autoridades, éstas maltratan a los ciudadanos».




‘Colectiv’ en la Semana Internacional de Cine de Valladolid


El realizador rumano ha presentado ayer martes 22 de octubre su potente largometraje documental en la sección Tiempo de Historia. La cinta utiliza grabaciones reales, siguiendo el caso de cerca, acompañando a los periodistas y al ministro de Sanidad en funciones de Rumanía mientras se producía la crisis. «Todo ha sido filmado mientras ha ido sucediendo. Todo es documental. No hay ficción. Comenzamos según empezó la crisis. Es lo que llamamos ‘cinema realité’. Grabamos a esta gente según hacía este trabajo», ha explicado Nanau a la prensa.


El director ha reflexionado sobre la posible influencia de este documental en las próximas elecciones electorales de Rumanía: «No creo que pueda cambiar a la sociedad, pero sí a los individuos. Hacer reflexionar sobre lo que hay. Esa esperanza sí que la tengo. Los directores sólo podemos enseñar a los individuos otra realidad. Poner un espejo delante de ellos para enseñarles otra perspectiva».


Alexander Nanau es un cineasta nacido en Rumanía y nacionalizado alemán, formado en Dirección Cinematográfica en la Academia del Cine y la Televisión de Berlín. Su trabajo en El mundo según Ion B y Toto and his Sistersun fue premiado con un Premio Emmy en 2010 y con un Premio de la Academia Europea de 2015. Sus obras, ya sea como director de fotografía o realizador, han pasado por festivales como Cannes o el Festival de Venecia.

Texto: Rafa Vega | IRPress


70 vistas

© 2020 / 2030 SociaLight

Creado iberoroman.com

Síguenos en nuestras redes sociales:

  • Facebook IR
  • White Twitter Icon
  • Instagram IR
  • White YouTube Icon
  • White Pinterest Icon